Una noche de ensueño…

#carmenyjavierprometidos

Cuando contactaron con nosotras lo único que tenían claro es que querían destacar, hacer de su día ‘lo nunca visto’.  Y a día de hoy podemos confirmar que lo consiguieron.

Carmen vestida de Rubén Hernández, un vestido hecho por y para ella. Con espalda de encaje y un corte en A, no podía verse más preciosa.

Acompañó a este bonito diseño con un delicado tocado de Fan Fan et Poupi y para romper llevo unos zapatos súper cañeros y coloridos de Irreverente Shoes. ¡una novia de 10!

La ceremonia religiosa tuvo lugar en la iglesia de San Bartolomé, llena de momentos divertidos y muchas miradas cómplices. 

Más tarde en El Estudio de Ana, ansiosos, Carmen y Javier decidieron echar un vistazo a lo que habían imaginado, y estaba allí… hecho realidad.

Recuerdo su cara de sorpresa y felicidad a partes iguales.

Y arrancó la celebración, con un cóctel con música en directo de la mano de Musical Mastia. Los invitados estaban sorprendidos por el ambiente creado… no os puedo explicar lo especial que fue esa noche para todos los presentes.

Terminado el cóctel, los novios querían sorprender a todos sus amigos y familiares con una entrada de los ROMPEDORA. Al ritmo de Queen con We will rock you , se dirigían a su mesa mientras que cañones de fuego frío los acompañaban. A la vez, que todos dábamos palmas al ritmo de este gran clásico.

Una vez todos sentados, los invitados se dieron cuenta de que cada uno tenia un detalle personalizado, para ellas un mini arreglo floral preservado y para ellos un prendido. Boquiabiertos, no sabían que todavía quedaban sorpresas.

De los momentos más bonitos vividos aquel día fue la sorpresa de las amigas a los novios, al ritmo de la música salieron junto un gran numero de globos, dos de ellos con regalos y cartas, lo cual emocionó a Carmen y Javier.

Tras este bonito momento, llegó el regalo de las mamis… ¡¡no nos pudo emocionar más!!. 

En cuento a la deco, las imágenes hablan por si solas. Nosotras la definiríamos como impresionante, atrevida y acogedora.

La zona de las mesas estaba estructurada entorno a los arreglos de boj de los que colgaban bombillas de luz industrial. En sí las mesas, destacaban por el bonito estampado de la mantelería, y como guinda la servilleta en una verde manzana. 

Además, de los detallitos de los que hemos hablado antes cada invitado tenia un marca páginas en el que los novios aprovechaban para agradecerles su compañía ese gran día. 

Finalmente, nos gustaría dar las gracias no solo a Carmen y Javier por ser unos novios de 10 a la par que muy cercanos. También decir que para nosotras es fundamental trabajar con un gran equipo por ello, cuando existe esta conexión se nota en el evento, por eso nuestro infinito agradecimiento al equipo del Estudio de Ana.

Fotografía: Pepe Bernal Olivares.

Lugar de la celebración: El Estudio de Ana.

Floristería: David de Sant.

Iluminación: Montesinos Iluminación.

Vestido novia: Rubén Hernández.

Tocado: Fan Fan Et Poupi.

Zapatos: Irreverente Shoes.

Maquillaje: Cristina Del Toro.

Peluquería: Laura Rayos.

Traje novio: Sleeve and Co.