Desde México con amor…

#pauyjoseprometidos

Hoy os traemos una boda muy divertida. La historia de una pareja que ha robado un trocito de mi corazón.

¿Os ha pasado alguna vez cuando conocéis a alguien existe una conexión inmediata?

Esto es lo que me pasó con Pau y Jose.

Cuando Pau contactó conmigo, lo hizo al mismo tiempo por Instagram, Facebook, email… Estaba en España, acababa de comprometerse y quería, de todas todas, contactar conmigo antes de irse a México. 

Pau, aunque es de carácter tranquilo, cuando dice de ser “bridezilla” es la que más, aunque ella se ría y diga que no lo es. 

Bridezilla: dicese, en México, de las novias intensas o histéricas. 

Pau lo tenía claro, quería que se respirase ambiente mexicano en su gran día y sobre todo que predominase LA DIVERSION. Y José, embriagado por la cultura de ese bonito país, ¡secundó la moción rápidamente!

Las primeras charlas con ellos eran lluvias de ideas constantes de todo lo que no podía faltar en su día B. Fue muy fácil, porque aunque aprovechábamos cada vez que Pau visitaba España, la gran conexión que tuvimos facilitó la comunicación online cuando no estaba en Murcia.

La ceremonia, tuvo lugar en el Santuario de la Fuensanta, mismo lugar donde José, un año antes, se había declarado a Pau, 

¡todo muy romántico!

La llegada de Paulina estuvo enmarcada por un bonito arco en tonos neutros acompañados de verdes.

En el interior, Gloria, la madrina, sorprendió a los padres de Pau con una imagen de la virgen de Guadalupe, de la que son muy devotos los mexicanos. 

Desde el otro lado del charco, llegaron amigos y familia de Pau con muchas ganas de CELEBRAR. Y fuimos a ello en el Estudio de Ana, donde teníamos muchas sorpresas preparadas para los invitados.

Para la recepción de los invitados preparamos una auténtica “TEQUILLA STATION” con una selección de tequila mexicano servido de manera tradicional, con sal y lima. Esta estación estuvo abierta durante todo el día para que en cualquier momento, se pudiera disfrutar de un buen tequila. 

Y no, ¡los míticos y riquísimos tacos no faltaron!

La decoración del jardín tenía como epicentro la fuente. Sobre ella unas lámparas estilo balines y pampa acaparaban todas las miradas, ¡todos quisimos fotografías este rincón!

Para el salón, queríamos introducir mucha luz. El Estudio de Ana es una espacio en el que prima la permeabilidad del exterior con el interior, por lo que quisimos continuar con una paleta de colores en tonos verdes y tostados, con toques de madera para crear un equilibrio perfecto. Además, el dinamismo estaba asegurado, con la combinación de centros de mesa altos y bajos

Era importante, transmitir un ambiente hogareño, muy de hacienda mexicana, por lo que la piedra y la fruta destacaban entre el resto de elementos florales. Hicimos varias pruebas, para que Pau, desde México, estuviera contenta con la elección final. 

En México, uno de los momentos más especiales es el baile de los novios. Pau abrió el baile con su padre, una canción con un mensaje muy especial, que resumía como dejamos marchar a personas, para que sigan creciendo, por mucho que nos duela. 

Para esto, dejamos el espacio central del salón vacío, con un conjunto de glicinas como únicas protagonistas. 

Y así, acompañados de una explosión de confeti cerramos este momento tan esperado. 

Como momentos especiales, en México, es tradición que todas las mujeres pasen en “conga” por la novia y tomen un trago de tequila, antes de que la novia haga el lanzamiento del ramo. 

¡La resaca estaba asegurada ja ja ja!

Pero antes… una banda  mariachi nos hizo cantar a todo pulmón. 

¨Ay, ay, ay, ay 

Canta y no llores 

Porque cantando se alegran 

Cielito lindo, los corazones…¨

Preparamos un rincón, delante de la fuente donde los novios recibieron a los mariachis, y terminó siendo punto de encuentro para todos los invitados, que bailaron los ritmos mexicanos.

Tuvimos un Candy muy campestre, y un rincón donde las invitadas podían cambiar sus zapatos por alpargatas y seguir disfrutando. 

Espero que os haya gustado este post. Darle las gracias a Pau y a José y a toda su familia, madres, padres, hermanos, por compartir conmigo como si fuera una más de su familia.

Fotografía: Armando HDZ

Lugar de la celebración: El Estudio de Ana.

Peluquería: Laura Rayos.

Floristería