Me caso y ¿ahora qué?: En búsqueda de las invitaciones perfectas.

En este post os hablaremos sobre 3 ideas importantes a la hora de elegir vuestras invitaciones.

Antes de nada, vamos a explicar 2 conceptos qué son importantes diferenciar y qué muchos soléis confundir:

El diseño es la parte artística/creativa de la invitación, esta partida suele ser metida en el mismo saco que la impresión; concepto que hace referencia a materiales y a la acción de imprimir a las invitaciones.

Con estos conceptos diferenciados, os dejamos unas bases que os facilitarán la toma de decisiones a la hora de elegir las invitaciones perfectas para vosotros

  1. Definir el estilo de celebración que vais a llevar a cabo. Y es que éste, va a ser el punto de partida para todas decisiones que tomaréis para vuestro día B, además, os ayudará a tener las ideas más claras.

2. Elegir entre pre-diseñadas o diseños únicos. Una vez claro el estilo, podemos empezar a hacer un estudio de mercado que, ya os adelanto, es ¡súper amplio! Aquí es importante a tener en cuenta las dos opciones que os vais a encontrar:  por una parte, las invitaciones pre-diseñadas, de las que podréis ver, desde el minuto uno, el aspecto general, composición, colores para haceros una idea inicial y sobre la que podréis modificar la información clave del texto. Su principal ventaja es la parte económica, ya que, si es un modelo hecho en masa, el coste del diseño y la impresión de la misma se reduce.

Los diseños únicos tal y cómo su nombre indica son únicos, inimitables y en las que, el diseñador o diseñadora intentará reflejar vuestra personalidad y el estilo elegido para vuestro día B. Son nuestras favoritas porque son un aperitivo claro de lo que será EL GRAN DÍA.

3. Ahora decidiremos qué materiales formarán parte de nuestras invitaciones. Aquí hay infinidad de opciones, por lo que os recomendamos que solicitéis en la imprenta o a vuestro diseñador un muestrario de papeles, para poder ver grosores y texturas, tonalidades y acabados. En el caso de las invitaciones prediseñadas, en algunos casos os darán a elegir entre dos opciones. En las que participa un diseñador, seguro que os asesorará también en este aspecto, ayudándoos a elegir el material idóneo para la impresión del diseño. En esta elección nos encanta participar, compartir con vosotros las pruebas de impresión en distintos formatos y papeles, ver vuestras impresiones es una parte de nuestro trabajo que nos encanta.

Recordad, la invitación es el punto de partida de vuestra boda, pero ¡ojo! No olvidéis que, en un alto porcentaje, van a acabar guardadas en un cajón. Buscad el equilibrio entre el gasto y el resultado final.

Por último, comentaros que otra opción es el formato digital. Sí, parece que hace algunos años esto sería impensable, pero debido a la situación actual provocada por el Covid-19, muchas parejas se decantan por esta opción. Y no penséis que, por ser digital la originalidad y autenticidad se pierde.

Esperamos que este post os ayude mucho y que encontréis las invitaciones perfectas para vosotros.

¡Un abrazo fuerte!